12 de septiembre de 2007

y punto


Se ha acabado nuestra experiencia en Lisboa, ya estamos de regreso en “la vil Zaragoza” (en cuyos charcos croan los ojos de Buñuel). Acaba por tanto este blog, entre cuaderno de lecturas, impresiones, imaginaciones y desvaríos de estos dos en Lisboa. Ha sido breve, pero más breve se nos ha hecho a nosotros el año en esta luz hecha ciudad (verdadera lumière-ville, luzidade).

Gracias a todas y todos por la lectura, y doble agradecimiento a quienes en su momento escribieron comentarios. Hasta siempre. Salud.


Lissabon, 1930, Mário Eloy Pereira (1900-1951)

6 comentarios:

FPC dijo...

Me gusta ese cuadro... Dice algo sobre los sueños y las ansias... aunque no sé bien qué. Gracias por ponerlo.
Saludos.

r. dijo...

Sencillamente gracias Azófar...
Te dejo un abrazo fuerte y mi cariño... los mejores deseos para Uds allá.

Rox.

Sir John More dijo...

Jo...

Diarios de Rayuela dijo...

He visto tu comentario en la despedida de Temporal (otra pérdida sensible).
Pues bien, yo creo emplearía parte de las palabras que allí dejaste:
"Enhorabuena por tu proyecto bilingüe y bicultural, una verdadera referencia. Espero que pronto abras otro portal, y si no lo haces espero al menos que te vaya muy bien."
Pues eso. Yo también espero que allí desde donde ahora residas haya una nueva puerta abierta para que todos los que te hemos venido leyendo podamos de nuevo seguir haciéndolo.
Gracias por los descubrimientos portugueses. Gracias por tus visitas a mi rincón.
Y un abrazo enorme.

Neves de ontem dijo...

Azófar, espero que os vaya bien en la vuelta a Zaragoza. Gracias por tu comentario. Un hecho cruel, doloroso e inesperado me ha llevado a dejar de lado la blogosfera. Tal vez un día nos encontremos en Santa Catarina y tengamos esa conversación que quedó pendiente.

Cumprimentos para os dois.

La caja de los hilos dijo...

Fue bonito encontrarte y despedirte. Suerte.